lunes, 17 de noviembre de 2014

Ser la oveja negra


En la vida es mucho más divertido ser la "oveja negra" que seguir al rebaño a todas partes.
Pero también es más arriesgado y hace falta ser valiente para vivir según las propias convicciones y atreverse a salir del corral.

Estas galletas están dedicadas a todos..... los que se atreven. 


 La base es una galleta de mantequilla, y están decoradas con glasa real. La técnica de hacer bolitas es un poco laboriosa porque hay que cogerle muy bien el punto a la glasa para que se forme a bola, y luego hay que ir dejando secar entre las capas de bolitas para crear el efecto que veis en la foto.
Espero que os gusten 


Hasta pronto