martes, 30 de abril de 2013

Huerto Urbano, sano sano!!!

Buenos días, 
en este tiempo en que todos estamos un poquito obsesionados con la vida sana, preocupados por comer sano, productos lo mas naturales posible y pasamos horas en el gimnasio  .... para intentar estar lo mas sano posibles, cosa que me parece estupendo y os animo a todos a que lo pongáis en practica, 

quiero dedicar esta tarta, a todas esas personas, que una mañana se levantaron con este propósito y se dijeron, muy serios, mirándose en el espejo:

hoy es el día, hoy empiezo a cuidarme!!!
y lo primero que hicieron fue desempolvar la bolsa de deporte, probarse el chándal  cuya goma aprieta mas de la cuenta, pero que no van a comprar uno nuevo, porque el fin es conseguir que no hagan marca,  sacan del fondo del armario esas deportivas años 80, pero como ahora se lleva lo vintage, están de moda, y esa camiseta todavía con la etiqueta puesta y el precio en pesetas, 
con todo en la bolsa, su segundo paso es, de camino al gimnasio  pasar por la frutería,  hay que comer sano, y que hay mas sanos que las verduras y las frutas, y puestos a pensar, por que no pensar en montar un huerto urbano, en la ventana de casa,
así que cambian de dirección los pasos y se dirigen a la tienda de semillas y planta, donde compran tomates y lechugas para plantar, por empezar por algo fácil!!!, 
de vuelta a casa, con las plantas en la bolsa, las verduras para la cena, que por supuesto cocinará al vapor, y con los músculos agarrotados y doloridos, por el ejerció, músculos que ni tan siquiera sabias que tenias en tu cuerpo, pero con la idea de que esos dolores pasaran con el tiempo, preparan las verduras y mientras cuecen, plantan los tomates y las lechugas, 
y es el momento de sentarse a cenar y disfrutar de un suculento plato de verduras al vapor, con un trocito de pan integral, y un vaso de agua, y pensar en que bien se siente uno llevando una vida tan sana,


han comido sano, han hecho ejercicio, y han plantado su propio huerto urbano, y se merecen un descanso es hora de ir a la cama, para reponer fuerza y emprender otro nuevo día de vida sana,

y llega ese nuevo día, suena el despertador, no, perdón, no es el despertador son las tripas que suena, ya que las verduras al vapor son muy sanas, pero llenan poco, y piensan, es solo el primer día, que ellos pueden  aguantar, que con el desayuno todo mejorara, he intentan levantarse, pero su cuerpo esta agarrotado, y son incapaces de moverse de la cama, con un dolor que les llega de la punta el píe a las pestañas, 

y como lo único que les permite su cuerpo es pensar, piensan, que esto de la vida sana esta muy bien, pero que igual ayer no era el día de empezar, que igual lo dejan para mas adelante, que si eso, ya empezaran otro día, que no se trata de empezar las cosa a lo loco, y continúan pensando, que una vez que consigan levantarse de la cama, lo que mejor les vendría es un buen desayuno para recupera, con su chocolate y sus churros, y que con la tripa llena, se plantearan bajar andando, hasta el garaje, para coger el coche, e ir al gimnasio, a intentar que les devuelvan el dinero de los tres meses que ya habían pagado,

pues para toda esta gente, va este dulce huerto urbano, y no os desaniméis, no todo se consigue a la primera, pero lo importante es intentarlo y ya veréis como un día sin daros cuenta, os levantáis llevando esa tan ansiada vida sana.